Interpretaciones Emocionales

A pesar de que comúnmente se suele utilizar la expresión “la realidad depende del punto de vista de quien mira”, lo cierto es que no es así. Las posibles interpretaciones de la realidad son muchas, sin embargo la realidad es una sola independientemente de quien esté mirando. Una misma jugada, una misma acción, puede ser interpretada totalmente a la inversa por dos jugadores que están compitiendo, por dos entrenadores rivales o por dos aficionados de diferentes equipos.

¿Llegó a salir el balón?, ¿entró a tiempo esa última canasta ganadora?, ¿estaba fuera del área o fue penalti?, ¿fue falta en ataque o la provocó el defensa?, ¿el jugador se lesionó o fingía para perder tiempo? Todas estas situaciones son ejemplos de acciones polémicas que se producen prácticamente en todas las modalidades deportivas.

balonHe vivido estas polémicas como jugador, entrenador y aficionado; estoy seguro de que todos lo hemos experimentado de un modo u otro. Si entrevistásemos a varios hinchas de las diferentes aficiones sobre una acción polémica al finalizar un partido, comprobaríamos que lo más habitual es que cada uno opine de acuerdo a los intereses del equipo al que sigue. Es evidente que las emociones influyen en la interpretación que hacemos de los hechos, pero resulta sorprendente hasta qué punto se pueden alejar las versiones de unos y otros.

Actualmente, en algunos deportes se emplean recursos tecnológicos que permiten reducir los errores arbitrales y las jugadas polémicas de las competiciones. Aun así, siempre quedará un espacio para la libre interpretación de los hechos; es más, muchos amantes del fútbol aseguran que las polémicas y los errores arbitrales forman parte del juego. Este tipo de acciones dudosas se discutirán durante la semana en clase, en el trabajo o en el bar. Cada uno con su opinión tratando de demostrar que su realidad es la verdadera.

fisher

Volviendo al comienzo, si aceptamos que la realidad es única independientemente de quién la interprete, asumimos que solo puede haber una realidad. Si una persona cree que su interpretación es fiel a la realidad, ¿qué necesidad hay de demostrárselo al de enfrente? Que manifestemos nuestras opiniones e interpretaciones con libertad no nos da derecho a imponerlas ni menospreciar a quien no las comparte.

Las influencias emocionales condicionan la interpretación de los sucesos y ser consciente de ello puede ayudar tanto a jugadores, como entrenadores y aficionados a convivir sanamente con las interpretaciones ajenas. Es más, en ocasiones nos daremos cuenta que nuestra interpretación ha sido influenciada por nuestra emoción. Es algo que ocurre habitualmente.

“Hay tantas realidades como puntos de vista. El punto de vista crea el panorama.”
José Ortega y Gasset (1883-1955)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s