Los 5 Axiomas de la Comunicación

Hoy nos ocupa, una vez más, el tema de la comunicación y su importancia tanto en las situaciones de la vida cotidiana como en el deporte. Saber comunicarse adecuadamente es una habilidad que resulta básica y, para lograrlo, es necesario conocer los cinco axiomas de la comunicación humana. Un axioma es una verdad evidente, algo que no requiere demostración, sobre la cual se construye un conjunto de conocimientos.

equiporugbyEn el campo de la comunicación humana, los mensajes intercambiados emanan directamente del cuerpo (movimientos, gestos, posturas), el habla (verbalizaciones), la voz (tono, volumen, tempo, etc.) y el contexto inmediato (situación física, social, cultural, etc.). Según la Teoría de la Comunicación Humana de Paul Watzlawick, podemos distinguir cinco axiomas fundamentales centrados en la dimensión interpersonal de la comunicación.

  1. Es imposible no comunicar: Como mínimo se comunica que no se quiere comunicar. Moverse o permanecer quieto, hablar o guardar silencio, sonreír o mostrarse indiferente, presentarse o retirarse en una situación,… todos constituyen comportamientos. Si se acepta que todo comportamiento en una situación de interacción tiene un valor comunicativo, entonces no se puede dejar de comunicar, aun cuando se intente. Un claro ejemplo son las personas que van al trabajo o universidad en metro o autobús: normalmente cada uno va con su libro, su música, mirando al suelo o por alguna ventana. Sin hacer más, estamos transmitiendo que no queremos hablar en ese momento.
  1. Toda comunicación tiene un nivel de contenido y un nivel de relación: Esto significa que toda comunicación se realiza en dos niveles simultáneamente: un nivel de contenido (comunicación) y un nivel de relación (meta-comunicación). El primero de estos niveles está incluido y determinado por el segundo. Esto significa que las personas que se comunican, junto con intercambiar información, establecen algún tipo de relación, y es esa relación la que otorga a la información y a la comunicación misma su sentido. Por ejemplo, el comunicador puede decir “cuídate mucho”; donde el nivel de contenido en este caso podría ser evitar que pase algo malo y el nivel de relación sería de amistad-paternalista.
  1. La naturaleza de una relación depende de cómo se ordene la secuencia de actos comunicativos: La puntuación de la secuencia de hechos apunta a la idea de que las personas interpretan lo que ocurre, básicamente ordenando los hechos en secuencias coherentes, pero necesariamente arbitrarias, porque expresan una perspectiva personal.  Resulta evidente que no hay una sola manera de puntuar la realidad y que puede haber tantas puntuaciones como personas. Como ejemplo presentamos a una esposa que explica su problema de alcoholismo como una defensa contra las constantes ausencias de su marido que experimenta como abandono. Su marido, por su parte, aduce que se aleja debido al alcoholismo de ella. Esta secuencia circular de comportamientos que se retroalimentan es organizada arbitraria y unilateralmente por cada participante, de tal manera que los hechos aparecen como causas o efectos según quien los perciba.
  1. La comunicación humana es tanto digital como analógica: La comunicación analógica hace referencia a todo lo que sea comunicación no-verbal (postura – proxemia–, gestos, expresión facial –kinesia–, la inflexión de la voz, el ritmo – paralingüística–), mientras que la comunicación digital es el habla, el lenguaje.
  1. La comunicación es simétrica o complementaria: Las comunicaciones simétricas son aquellas basadas en la igualdad, aquellas en las que ambas partes pueden tomar decisiones, criticar y comentar la conducta del otro, dar consejos y proponer alternativas, etc. Las complementarias son las basadas en la diferencia, donde los participantes intercambian diferentes tipos de comportamientos complementándose. En una relación complementaria hay dos posiciones: posición superior o primaria y posición inferior o secundaria. La pareja es un claro ejemplo de una relación simétrica donde ambas partes pueden criticar, preguntar, tener razón, etc. Un ejemplo de comunicación complementaria puede ser entre un padre y un hijo en la que el hijo expresa una pregunta o una duda y el padre responde con un consejo o una solución.

Conociendo estos axiomas de la comunicación humana será más sencillo interpretar las claves y señales que surgen en las conversaciones y relaciones. Estos axiomas los cumplimos sin darnos cuenta y las interpretaciones derivadas de los mismos han de ser diferentes en función de cada situación, persona, etc. Los entrenadores debemos estar atentos a lo que los jugadores nos transmiten y ser conscientes de que nuestras palabras y actuaciones son igualmente interpretadas por el resto del equipo.

Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice.”
Peter Drucker (1909-2005)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s